Tu mirada me atrapa


Puedo sentir tu mirada que me atrapa, puedo sentir mi corazón palpitar cada vez que te pienso.

Puedo sentir tu mirada que me atrapa, puedo sentir mi corazón palpitar cada vez que te pienso.
Amor. hoy he querido adentrarme y buscar dentro de mí, dentro de mi alma, para saber qué decirte en estas letras y te encuentro allí, sí ,allí estás tú, tú... allí reinando en mi alma junto a mi soledad.

Puedo sentir tu mirada que me atrapa, puedo sentir mi corazón palpitar cada vez que te pienso. Te veo allí con tu espléndida sonrisa como diciéndome aquí estoy, siento tus suspiros, tus besos tienen mi nombre, tu sentir es mío. Pero no, sólo son imaginaciones mías...

¿Qué vas a saber tú de lo que siento...? Sé que sólo coqueteas con mis sentimientos...


En realidad no me conoces, no sabes que cuando te nombro todo allí dentro de mí se enternece, que cuando te pienso mi alma se anega al desbordarse mi mar de tanto añorar tu ausencia, que cuando te sueño la fragancia de tu alma envuelve a la mía de tal manera que nos quedamos eternizados en esa entrega, y despierto abrazando mi almohada ya humedecida por el llanto y allí sigues en mis pensamientos todo el tiempo... no, no sabes nada de esto.

¿Cómo es posible que permitiera que esto sucediera?


Dejarme abrazar de esta manera por este sueño, esta quimera, tan cerca que te siento y sé que estás tan lejos.

¿Sabes amor?

Hoy sólo quiero decirte en estas líneas que te quiero, que te quiero así con ese amor que siempre soñé y pedí al Universo, que estás anidado allí en mi alma que llorará siempre tu ausencia y que mi corazón palpita sólo por ti... ¿y para qué? ¿de qué sirve que te diga esto? Si sé que no habrá mañana para mi sentir, si sólo eres mi infinito anhelo, mi sueño sin esperanza... ¿para qué decírtelo si no hay mañana?...

No, mejor... mejor cierro mis ojos y salgo de este sueño. Mejor trato de arrancar este sentir que sólo es mío... de todas maneras jamás te enterarás, sólo deseo que el fuego que consuma este papel consuma también este querer y que mis lágrimas no apaguen las llamas que lo consumirían y que no aviven de nuevo este sentir como siempre sucede...

¡Ay! ¿Qué será de mí?
Si sé que siempre te amaré...

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario