Eres tu lo que necesito

Mi querido amor:

Qué felicidad saber que aún seguimos con este amor, que seguimos pensando que un día cualquiera nos abrazaremos como la mar abraza la arena…

Siempre seremos ese amor que cada mes o cualquier día se regala letras, palabras que impregno en este pergamino. Para llegar a ti no necesito escribir rebuscadas letras, no, lo nuestro es algo simple pero bello, porque sólo habla nuestro corazón; no es nada de libros, ni obras famosas, sólo letras nuestras, la que nos prometemos cada vez que hablamos sobre lo nuestro.

¿Pensabas mi amor, que este mes no habría carta para ti?, eso es imposible, sólo que a veces doy vueltas en este cuarto que te nombra en todos sus rincones, está tatuado de amor y corazones que vuelan queriendo llegar a tu lado para hacernos creer que estamos juntos y podemos abrazamos. 
Con nuestras cartas en la mano, nos quedamos callados los dos, sólo suena la música lejana, y nos inventamos un cuento donde nos encontramos, donde no existen las distancias, donde no hay una lágrima de ausencia. Sólo vivimos los dos, aislados del mundo, porque lo deseamos así.

Cartas de amor,

No queremos nada, sólo a nosotros; no quiero otros besos, sólo los tuyos; no quiero nuevas palabras, sólo las tuyas porque esas son las que realmente necesito. Sólo tu… sólo a ti mi amor de todo mis tiempos, el que cada mes inspira mis letras y da vida a mi vida y a estas cartas que hacemos con tantos cariño, ese que nace de un corazón bueno como el tuyo, como el mío.

Ahora que estamos lejos, piénsame amor, o déjate llevar por la fantasía de que estamos juntos al fin, pues en el fondo lo estamos, lo podemos sentir como una suave seda que nos envuelve cuando en nuestros cuartos estamos escribiendo y leyéndonos.

Son cartas que un día leeremos juntos, no dejes que estas palabras se borren de la hoja, del papiro virtual que las alumbra; huele mi amor, saborea mi caricia lejana. Yo me sumerjo en tus cartas y dibujo nuestros besos pensando que quizás a lo lejos ríes con nostalgias como las mías. Quedo en silencio,pensando en ti, recordando tu sonrisa, tus palabras y sintiendo que somos eco el uno del otro, porque es como estar viviendo tus pensamientos, que son como los míos, iguales en ausencia y en el amor que nos llena la vida.

- Somos eco de este amor -

Me duele la ausencia, y muchas veces, demasiadas veces, me duele no poder tocarte, poder sentir que eres mío, que soy tuya…Cada paso que doy es para ti y por ti. Sé que también soy tu otra parte, entre nosotros no hay dudas,sólo esperanza de que cada mes que pasa nos acerca más el uno con el otro. ¿Sabes por qué? 
¡Porque no hay amor igual que el nuestro!

Por eso quizás muchas veces nuestras cartas parecen viejas y añejas, pero no es así, estas son las letras de un octubre que parece más tierno, más romántico. 

Quiero verte feliz,que leas esta carta y te sientas amado. Y aunque duela hasta los huesos la espera, recuerda amor que al final todo habrá valido la pena, soy yo la que te ama con un amor primaveral y otoñal, todas las estaciones pasan por nosotros, mas tú y yo permanecemos perennes como la hierva, somos eternos, somos amor en su pura esencia, no hay nada parecido para mí.

- Es un maravilloso amor -

Es noche, muy tarde, y un frescor de madrugada hizo brotar estas letras para ti. Sé que siempre esperas mis letras, no podía retenerlas más tiempo pues son regalo y muestra del profundo amor que tengo para ti.

De repente, quise escribirte esta carta, para que te siga, te susurre, te haga compañía, y te diga algo de mí cuando lejano caminas por las calles de tu ciudad.

De repente quise enviarte esta carta que es expresión de una gran certeza, ¿sabes? certeza de nuestro amor,  de que te amo, me amas 
y nos necesitamos el uno al otro.



Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario en la entrada