Tu presencia


¡Hola, mi amor!

Ayer en la playa al mirar el mar, sentía que me sumergía en las profundidad de la lejanía y del mar, y me llevaba a ti, a nuestro amor, sentía que mi amor por ti se agrandaba como el mar que miraba, veía tu rostro en el. Nunca me había sentido tan llena, tan unida, tan enamorada, tan amada, tan correspondida, tan tuya, tan mio, siento todavía esa emoción en mi ser que me embriaga, me embriaga de ti, de tu amor. Sentía el latir de mi corazón por ti, por este amor eterno. Buscaba en el tiempo, el calor de tu aliento, encontrarme con tu mirada perdida en el silencio. Buscaba en el tiempo, tenerte en esta distancia que nos separa. Sentir tus labios en los míos.

Cerraba los ojos, dejándome arrastrar por el sonido de las olas, veía tu silueta, acariciaba tus cabellos, tu rostro, sentía que no me cansaba de hacerlo y que deseaba hacerlo eternamente, susurrándote mi amor por ti.

Cartas de amor,

Sentado a mi lado, diciéndotelo al oído, y notaba como salían del alma y me hacia arrancar suspiros intensos. Que dulzura de sensaciones me embriagaban, sabiéndome tan amada por ti. Me haces sentir la mujer más dichosa de la tierra y afortunada de tener tu amor.

“Nuestro amor”.

Veía pasar el tiempo, y puedo decir que a tu lado estoy aprendiendo a vivir y amar. Presiento, que si no tengo tu amor, habrá nostalgia en mi corazón.

Quiero vivir junto a ti, si es posible hasta el final de nuestros días. Besar tus labios y sentir que no me quieres compartir. Amor, quiero vivir en ti, junto a ti. Tu presencia me hace sentir miles de sensaciones y sentimientos, solo quiero decirte…

Te Amo. Amor, soñemos juntos hoy, el futuro de los dos. En un mundo que creara tu dulce corazón. No dejaré que nada, ni nadie interfiera en este gran… Amor.

Siento como si tú fueras el sol y yo la luna, esperando ese momento del eclipse, esa unión que aunque sea cada veinte años, es como si esa fuerza y energía que emanan, la tuviéramos nosotros. Se empieza a notar el eclipse, y que lindo ya que esta el día mas despejado que nunca. Como me gustaría poderlo compartir contigo, como lo estoy haciendo en esta carta, pero en persona. Siento como si nuestro amor fuera así y como si lo estuviéramos haciendo nosotros, como el sol y la luna.

Estoy escuchando en estos momentos te regalo la luna y siento como a través de esa canción y de tener la oportunidad de escribirte justo en estos momentos, puedo hacértelo llegar a sentir y vivir. Espero que cuando lo leas, así sea. Ya que me gusta poder compartir contigo todo.

Ya que no creí poderlo hacer, Gracias a dios, me equivoque. Siento nuestro amor infinito, como volcán profundo, tiene el calor de la lava y el brillo de un buen granito. Nuestros ojos están mojados y no de lágrima amarga, es agua de cascada que cuando nos miramos quedamos embriagados. Nuestros ojos sonríen solos, hablan por nuestras bocas, se entienden y se pasarían horas escuchándose. Se engrandecen y se encadenan. Cuando no tenga yo luces, ni soles, ni estrellas, contemplare tu mirada, para sentirme alumbrada desde la noche hasta el alba.



Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario