Mi primer amor


Hola, corazón:

Tal vez no me recuerdes. Quizás te hayas olvidado de mí porque fue hace tanto tiempo. Pero te escribo esta carta porque yo no te he olvidado. ¿Cómo podría olvidar a mi primer amor? Ya sé que ha pasado toda una vida, pero en estos días has vuelto a mi memoria y puede verte con toda claridad. Puedo ver tu sonrisa y hasta sentir tu mano acariciando mi pelo.

Ya no soy aquella adolescente de trenzas rizadas que tenía tan claros sus sueños. Aquella vida que habíamos planeado no resultó como esperábamos. Resultó distinta. Quería escribirte esta carta para decirte que aún me acuerdo de ti, que aún formas parte de mi vida, porque es a ti a quien recurro cuando todo se derrumba. Cuando todo va mal, me agarro a tu recuerdo para no hundirme.

Cartas de amor

Y estos días me ha venido a la memoria las ilusiones puras y sencillas de la adolescencia, la seguridad y la confianza en el futuro. Pero sobre todo, he recordado aquel primer beso que marcó el inicio de mi vida sentimental. Fue un beso tierno, nervioso y torpe, pero contenía tanto amor. No sé si alguna vez he vuelto a dar un beso así de sincero.

Ese primer beso me da fuerza para continuar. Con tu imagen instalada en el corazón, sigo buscando en cada hombre aquellas primeras sensaciones mágicas. Tengo que decirte que no las encuentro, que encuentro otras diferentes y que, al final, todos los hombres me llevan a ti.

No te olvido.



Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario