Entre tú y yo no hay distancias...


Aquí estoy, aquí estaré...

Aquí estoy, donde siempre he estado, abre tu corazón y extiéndeme el alma que mi sonrisa es tu temor derrotado y tu tímida esperanza.

Eres la razón de que mi aliento no vacile, aquí estoy, con todo lo que siento para ofrecerte mi amor. Si sientes que con eso no basta, cuando te aflore una lágrima conviérteme en tu sueño, para que así yo pueda ocupar desde lejos cada vacío de tu vida y gritar a viva voz; para invadir tu silencio y pedirle a Dios que cuando yo no esté a tu lado, él siempre te tienda su mano como quisiera yo hacerlo.

Aquí estoy, como siempre he estado, aunque no me veas, sentirás mi presencia cuando en la mayor de las soledades te encuentres.

Cartas de amor,

Nuestro amor no es fácil, esta lleno de melancolías, pero vale la pena porque también está lleno de esperanza y cuando te digo que estoy... es que así es, y siempre estaré.

Cuando en ti no encuentres consuelo por la distancia que nos separa, aférrate a nuestro recuerdo, a nuestro amor que tanto a ti como a mí nos dará la fuerza que necesitamos hasta poder al fin estar juntos.

Regálame una sonrisa de lejos, dame esa mirada que siempre necesito y que sólo tú sabes dar.

Cuando en las noches escuches alguna melodía y tus ojos se llenen de lágrimas por no estar cerca de mí... aprieta fuértemente la almohada que es la que guarda nuestros más hermosos momentos.

Aunque tú no estés aquí siento tu presencia, tu aroma, y así será eternamente,porque mi amor es un amor para siempre.

Porque no me separa nada de ti,aun en la distancia, estoy, aun cuando no me veas, estoy, aun cuando no me sientas, estoy, y estaré... siempre estaré porque sólo a ti yo amaré.

Abre tu corazón mi amor...
Abre tus brazos que aquí estoy, y siempre estaré.



Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario