Mi querido amor invisible


Querido mío...

Anoche la lluvia golpeaba mi ventana
te lloré por no poder decirte cuanto extraño tu voz, era tan feliz cuando a mí te dirigías que no quise empañar con mis tristezas ese momento.

Cartas de amor, Mi rostro pegado a la ventana, confundía mis lágrimas y me preguntaba si tu alegría era por hablar conmigo o porque otros brazos te abrigaban...

El invierno es muy triste sin ti, muy cruel esta soledad que no se conforma con vivir de esta manera...

¿Cuándo podré tus labios besar, amor mío?

Silencio en mi cuarto, nada responde a mi lamento.

De saberte lejos... lejos de todo cuanto añoro le conté a mi almohada los secretos que no me atrevo a decir a nadie, por miedo a ser rechazada, por miedo a que este amor que siento se vea muy idealizado, me llamarán loca por amarte sin saber como eres, sin saber qué hay detrás de este computador...

Ya no me importa tu rostro, quiero tus manos que me hablan de un amor grande, de un amor que no sabe de miedos... ese amor deseo yo...

Llora mi corazón, porque a nadie le puedo decir que estoy enamorada de una persona cuyo rostro no he visto jamás...


Pero cuando escucho tu voz toda duda se disipa y me quedo en tus brazos escuchando la música que tengo para cuando contigo hablo, allí sí te puedo amar, porque es allí donde existes para mí...

Sí amor, anoche te lloré porque nadie sabe ¡cuánto te amo!

Mi querido amor invisible, tu amor hace posible que pueda amarte 
sin haberte nunca tocado..

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario