El día más feliz de mi vida


Siempre te voy a contar esta historia. El día más feliz de mi vida fue el día que naciste, pude ver tu carita, en ese momento te di un beso en la frente, desde entonces he tenido la bendición y alegría de ver mis días llenos de abrazos, guerras de cojines, chocolates, pero sobre todo de tu compañía.

Cartas para hijosMe gusta estar contigo, eres mi compañero favorito para ir a clases de yoga, el momento más feliz de mi clase es cuando al final nos tiramos en el tapete, cada quien en el suyo y sin decir nada ni voltearnos a ver extendemos el brazo y nos tomamos de la mano, porque siempre quiero estar contigo, guiarte y aconsejarte en cada experiencia nueva que te toque vivir.

Ya te platiqué cuál fue el día más feliz de mi vida, y también sé que el día más feliz para ti fue el día que un señor me tiró un bote de pintura encima, te reíste tanto cuando pasó esto, tu cara de sorpresa y tus carcajadas no se me olvidan. 

Eres lo máximo, me siento muy orgullosa de ti y de todo lo que haces porque eres mi inspiración para ser una mejor persona y una mejor mamá.

Te quiero muchísimo y deseo que tu corazón siempre esté lleno de luz y alegría por la vida. Que de cada cosa que suceda a tu alrededor puedas decir: ¿qué puedo aprender de esto?¿a qué me puede ayudar? y que siempre guardes esta carta y recuerdes que todos los días cuando yo me voy a dormir volteo a ver al cielo y a la estrella más bonita le pido el deseo de vivir muchos años, más de 100, para verte crecer y disfrutar cada etapa de tu vida contigo. Te quiero de aquí a las estrellas un millón de veces.

Tu Mamá

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario