Un amor especial

Gracias a Dios en mi vida he tenido el placer de poder conocer a una gran cantidad de personas que, para bien o para mal, me han marcado para el resto de mis días y sé que jamás olvidaré por completo su recuerdo.

Cartas de amor
Sin embargo, hoy quiero dirigir mis palabras al que ha sido de entre todas ellas la más importante: El hombre que me entregó mi primer beso, y me abrió las puertas de mi primer amor, alguien tan especial que aún siento que su aroma está grabado a fuego en mi piel.

Aún recuerdo con ternura y cierta tristeza las largas tardes que solíamos pasar juntos, para disfrutar de la tranquilidad y de nuestra mutua compañía, mientras compartíamos risas inocentes de enamorados. Entre sus brazos pasaba las horas como si fuera otra vez una niña, pues olvidaba los problemas del mundo que me rodean.

Pero como siempre sucede en la vida, todo lo bueno termina tarde o temprano, por lo que sin poder hacer nada, él tuvo que marchar lejos de mi vida, rompiendo y poniendo para siempre punto y final a nuestra relación.


Desde entonces he llorado muchas noches en las que su ausencia se clavaba en mi corazón como una estaca, por que su voz, el calor de sus brazos, y su tierna mirada son parte viva de mi recuerdo.

Hoy quiero dedicarte estas palabras por que sigues muy vivo en mi pensamiento, y no hay ni un solo día de mi vida en el que, por un motivo u otro, piense en ti y recuerde todos los bonitos momentos que vivimos el uno al lado del otro.

Espero que tarde o temprano la vida nos pueda volver a juntar, por que un amor como este es algo tan especial que jamás podré olvidar.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario