Recuerda : Quien te lastima no te ama

Recuerda : Quien te lastima no te ama


Reflexiones de superación

Las personas a menudo se ciegan por amor, muchas veces siendo incapaces de ver las fallas de su pareja, justificándola y perdonándole una y otra vez. 

Pero quien te lastima no te ama. 

Si un hombre te ama de verdad, no te hará daño alguno. 

Si te lastima no te aferres a él, reivindica tu derecho a la felicidad, al amor verdadero, y déjale, que quien te daña no sabe valorarte y no te merece.

Las rupturas de pareja muy a menudo son inevitables. 

Unas veces, el amor muere sin razón: simplemente era un viajero que decidió acompañarnos por un tiempo y después de cumplir su labor, se despide de nosotras.

Pero en otras oportunidades, el amor no muere
Es nuestro amado quien impiadosamente lo asesina con cada grito, indiferencia y acción que nos lastima…

El dolor se hospeda en nuestro corazón y con el pasar de los días, el amor agoniza en nuestros brazos sin que nosotras podamos hacer nada por verle respirar de nuevo. Impotentes, nos quedamos en el suelo contemplando lo que alguna vez fue esplendor y hoy nos llena de tristezas, pero después de tantas lágrimas, nuestros ojos por fin se lavan y podemos ver la realidad. Nos decidimos despertar de esa larga pesadilla.


A veces se siente que el amor es tan grande que Nuestro amor era tan grande que suelen olvidarse de lo que alguna vez quisieron para ellas mismas. Se acostumbraron a perdonar y justificar todo, pero ahora recién notan todos esos errores que antes, por el encantamiento del amor, minimizaban: sus faltas de atención y detalles, sus malos humores que “descargaba” con ellas, sus silencios, sus palabras necias… 

En definitiva, él ya no era el hombre del cual se habían enamorado, alguien lo había cambiado sin previo aviso… Ahora, ¿qué pueden hacer? ¿Por qué permanecer al lado de quien nunca amaron? ¿Por qué estar con quien solo les regala decepciones?

No se trata de que busquemos culpables por lo que ya pasó. De lo que se trata es de buscar alternativas para sanar un corazón que ha sido desgarrado por la tristeza de un mal amor.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario