Pienso en ti noche y día.


Aquí estoy otra vez queriendo decirte tantas cosas bonitas, queriendo expresar como es este amor que siento por ti y me doy cuenta que decirte que te amo se me queda pequeño, alguien debería inventar nuevas palabras para definir mis sentimientos de entrega, de devoción, de admiración, de necesitarte cada segundo.

Amarte en realidad es un privilegio, desconozco si te merezco, pero al menos lucho por merecerte, sí… es un privilegio, es un premio, es un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo.

No tengo (hasta ahora) otra forma de demostrarte lo mucho que te amo. Pero sé que lo sabes aun cuando muchas veces me dices que eso solo lo sé yo… y yo agregaría que Dios también lo sabe. Sería bueno que se lo preguntes a él. 

Cartas de amor, Lo que te puedo decir es que por algo muy bueno fue que
Dios te puso en mi camino. Las cosas entre nosotros no fueron de
casualidad.

Pienso en ti noche y día, pienso en ti en todo momento desde que te conocí. Tú has calado en lo más profundo de mi alma y de mi corazón. Yo lucharé por brindarte todo lo que esté a mi alcance para que seas feliz, esto más que una promesa es un compromiso.

Admiro y adoro tu sinceridad, tu entrega hacia los demás, adoro cuando me hablas bajito, suena tan dulce tu voz… esos pequeños momentos que vivimos juntos en donde ponemos en manifiesto nuestros sentimientos, son los que también me hacen amarte aún más y me hacen muy feliz.

Cuando te digo que te extraño es por eso, porque me hace falta
escucharte, aunque sea por un momento, saber que estás ahí, saber que también piensas en mí (aunque tal vez no tanto como yo) pero lo cierto es que me hace muy feliz el escucharte.


Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 COMENTARIOS..:

Publicar un comentario